Escolares reciben certificación por participar en Programa Semillas del Desierto

 

Con la experiencia, los menores se convirtieron en mini científicos y aprendieron a mejorar la calidad de vida de las personas.

Colaborar para construir un mundo mejor, es el objetivo de los programas
Monitores Líderes Ambientales y Semillas del Desierto, quienes recibieron un certificado por su participación en las distintas iniciativas que se desarrollaron durante el semestre en la Casa Central de nuestra Universidad.

En el cierre de la versión 2016, organizada por el Programa de Mejoramiento Institucional en Recursos Hídricos, liderado por el Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) y la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas, se reconoció a alrededor de 40 niños, quienes, a través de las actividades realizadas, se transformaron en pequeños científicos capacitados para ayudar a mejorar la calidad de vida y contribuir a la construcción de un mundo mejor.

Elizabeth Lam, Coordinadora de los programas, agradeció la participación de los escolares, de sus padres, profesores y de los estudiantes universitarios que acompañaron a los pequeños y se hicieron parte de esta iniciativa.

“Agradezco que hayan creído en este programa, a los pequeños con Semillas del Desierto, y a los más grandes con Monitores Líderes Ambientales. Nacimos el año 2009 dentro de una asignatura y llevamos cuatro años trabajando en este proyecto, donde he tenido la posibilidad de compartir y trabajar con personas con un gran potencial”, indicó la académica.

Asimismo, Juan Carlos Durán, Ingeniero de Gestión Integral de Recursos Hídricos del PMI, felicitó a los monitores por su entrega y dedicación a una actividad tan linda como es la transferencia de conocimientos y experiencias a los más chiquitos, “quienes el día de mañana nos van a guiar como los futuros líderes de nuestro país”.

La ceremonia culminó con una invitación a los niños y jóvenes a seguir creyendo en este proyecto, para que no se rompa la cadena de lo que se formó hace años en un salón de clases.